Re-blog :: Que cancelen a un artista porque Rock al Parque es “apolítico” es pura mierda

Que un alcalde de izquierda o derecha se suba a una tarima no hace más o menos político un festival de música, eso se llama proselitismo. Un festival (de música, de arte, de cine) se hace político cuando pone a circular discursos, posiciones, perspectivas del mundo entre los artistas y los asistentes. Es político cuando en el festival un cantante habla sobre los toros y sobre el aborto y no todos los asistentes lo aplauden. Cuando critica al gobierno…

Es político cuando no todos comparten la posición del que tiene el micrófono en mano. Cuando se pone en conflicto (y de manifiesto) la inevitable tensión entre dos puntos de vista antagónicos y aparentemente irreconciliables de una sociedad. En ese sentido, y con todo el respeto de los caudillos liberales de antaño, este festival —gratuito, a mucho honor, desde sus inicios— es definitivamente más político que una concentración en plaza pública del candidato a gobernador de turno. A nadie le regalan lechona en Rock al Parque. Lo que es gratis es la música.

Artículo de Opinión sobre la des-invitación de los organizadores de Rock Al Parque -el Festival gratuito más grande de Latinoamerica realizado cada año en Bogotá, Colombia- a Paul Gillman, músico venezolano y declarado chavista

LEER AQUÍ

Share

Re-blog: ROCK AGAINST RACISM: cuando la sociedad se defiende con guitarras

Entre 1976 y 1981, Rock Against Racism fue el nombre con el que se celebraron cientos de conciertos de punk y de reggae en los que el contenido de la música no era tan importante como los espacios seguros que se creaban. Allí no habría agresiones ni consignas intolerantes, sólo gente diversa haciendo música en comunidad.

Julen Figueras

Gran artículo sobre el movimiento Rock Against Racism (RAR) surgido en Inglaterra a finales de los 70. Así como de algunos de los posteriores intentos por retomar la misma idea y llevarla a distintos festivales.

LEER AQUÍ

Share