Reseña :: Tres rusos muy rusos (2008) – Enrique López Viejo

Más allá de lo polémica y machista que pueda ser la imágen de portada* -de la cual no he logrado encontrar una referencia o explicación por parte de su autor Xavier Vilardell-, “Tres rusos muy rusos: Herzen, Bakunin y Kropotkin” es una lectura accesible y que puede servir como un primer acercamiento a la ideología anarquista del siglo XIX a través de la vida de tres de sus principales ideólogos.

El autor, Enrique López Viejo, en este su primer libro, nos invita a aventurarnos en las peripecias en distintas partes del mundo de estos personajes que, siendo exiliados y rotundamente internacionalistas, voltearon siempre hacia la tierra que los vio nacer en miras de un futuro mejor para su pueblo.

A pesar de que se nos advierte que el autor no comulga al cien por ciento en las ideologías y maneras de vivir de los tres personajes y que el libro se ha hecho con mera intención informativa y biográfica, la postura del escritor se deja leer entre líneas en algunas páginas.

Personalmente considero que, si bien el autor presenta a detalle la vida de cada uno de los anarquistas, lo hace desde una perspectiva  distinta dependiendo de quién se trate. A Herzen lo presenta desde un enfoque neutral, objetivo. Mientras que a Bakunin se permite criticarle en cuanto tiene oportunidad y, aprovechando las querellas que tuvo con su contemporáneo Karl Marx, se atisba una inclinación más hacia las ideas del socialista que hacia el “oso” anarquista. A Kropotkin por su parte lo presenta como al más sobrio y coherente de los tres, casi con un grado de admiración. (O bien todo esto pudo ser producto de la identifación del este lector con cada personaje, no lo sé…)

Recomendable para presentar, o para conocer más a detalle, la vida e IDEOLOGÍA de estos tres anarquistas rusos.

*Personalmente, y especialmente después de leer el libro, considero que la imagen de las piernas femeninas bajo la mesa donde beben los tres protagonistas no tendría porque estar ahí. El libro no presenta un enfoque misógino. Los personajes si bien tienen sus amoríos controversiales, especialmente Herzen y Bakunin, no son los clásicos machos de la película. Me parece una lamentable portada para un libro tan bien escrito y documentado.

Reseña :: Sidi Wacho. Ostpol, Dresden. 21.04.2017

A título personal me he atrevido a decir más de una vez que entre las mejores cosas que le ha podido pasar a la música mestiza en los últimos años es que se hayan cruzado los caminos de miembros de bandas tan significativas y eclécticas como lo son M. A. P. de Francia, y Juanito Ayala (Ex-Juana Fé) de Chile. El resultado se hace llamar Sidi Wacho. El nombre de la banda no pudo ser más acertado pues es una combinación de palabras del argot árabe y ‘chileno’. Bien se describen ellos como algo que “no es cumbia, no es rap, no es música balkánica… Sidi Wacho es expresión popular made in Lille y Santiago, con letras militantes que arden y que nos recuerdan que la lucha sigue”.

En el marco de su segunda gira por Alemania, el viernes pasado (21 de Abril) tuve la oportunidad de asistir al concierto de este explosivo combo en Dresden.

Como seguidor de M.A.P. fue un gustazo ver a Saidou (vocal) en acción con ese carisma natural y rimas atinadas. Saidou,  de raíces Argelinas, se enamoró de la cumbia en un viaje por Chile, donde tuvo la oportunidad de conocer a varios artistas callejeros, hasta que su camino se cruzó con Juan Ayala. A su regreso a Francia, no vio impedimento alguno para combinar su nuevo amor, la cumbia, con lo que él ya venía haciendo, de forma excelsa, hace ya varios años: hip-hop+canción francesa y destellos gitano-arabescos. Es en ese momento, hace 3 años, cuando nace esa buena onda que hoy es Sidi Wacho.

Por otro lado, debo reconocer que me encontraba expectante al saber que Juanito Ayala, ex-vocalista de Juana Fé, no estaría en esta ocasión por razones personales. Sin embargo, más que grata y sorprendente ha sido la actuación de Benja Berenjena, quien con su voz y su cuatro, aporta gran sabor a la banda. Sin lugar a dudas, el componente latinoamericano del combo queda bien representado por Benja, oriundo de Valparaíso, Chile, y que no desconoce por nada la profesión, pues ha participado ya con bandas mestizas en su país, tales como “Mano Inquieta” y “El Soniquete“.

El Pulpo a la percusión, Boris Vlande en los vientos gitanos & programación, acordeón a cargo de Jeoffrey, también de M.A.P., y las voces de Saidou y Benja son los componentes de hoy en día de Sidi Wacho, quienes pusieron a bailar a un público (mayormente alemán) que en un principio se encontraba reacio, pero que termino bailando por las paredes y coreando las canciones de Sidi Wacho (incluidas La Bala, original de Juana Fé, y Barquito de Papel del Soniquete) con letras en francés, español y árabe.

Lo que vi el Viernes en el escenario no me decepcionó en absoluto. Vi a una banda compacta, sin pretensiones sobre el escenario, compartiendo sus canciones con letras de alegre rebeldía, y principalmente, vi a una banda que demostró que aún existe frescura y sencillez al momento de hacer música mestiza.

La banda seguirá girando por Francia, y prometen llegar a Latinoamerica en un futuro no muy lejano.

El hecho de no contar con mejor cámara al momento, el calor del lugar y lo movido del concierto no me permitió obtener mejor calidad de fotos, por lo que ofrezco una disculpa.